Por qué descentralizar la arquitectura de las centrales en los sistemas de detección y alarma de incendios

14.09.2021

Las regulaciones relativas a la fuente de alimentación y la capacidad de la batería de respaldo para los sistemas de detección y alarma contra incendios están controladas por la norma EN54-4. Es aquí donde nos podemos encontrar con que una batería vacía se debe poder recargar al 80% de su capacidad en 24 horas y que se recargará completamente en otras 48 horas.

La referencia para calcular el tamaño necesario de las baterías de reserva se puede encontrar en las guías de diseño TS EN54-14 donde se sugiere un tiempo de respaldo de batería de 24 o 72 horas en espera-reposo y 30 minutos en modo de alarma (*). Por último, para determinar el tamaño de las baterías tenemos que conocer la potencia necesaria para los componentes del bucle, así como para los equipos de control e indicación (E.C.I.).

Una vez que se realiza el cálculo y se seleccionan las baterías y la fuente de alimentación, el diseño está completado, pero:

¿Qué hacer cuando necesitamos ampliar la instalación debido a una ampliación o incluso por la necesidad de construir un nuevo edificio?

La solución mayoritaria sugerida por los fabricantes de sistemas de detección es que debemos comprar un par de nuevas tarjetas de bucle y comenzar a instalar nuevos cables de bucle desde el E.C.I. existente hasta el nuevo edificio. Lo que debemos recordar en estos casos es que los nuevos bucles requieren más energía y capacidad de respaldo por lo que tal vez necesitemos aumentar el tamaño de la batería, comprar una nueva fuente de alimentación e incluso posiblemente necesitemos cambiar el armario o comprar uno nuevo que nos deje espacio para las nuevas baterías externas que respalden el aumento de capacidad. Esta solución también implica que desperdiciaremos una gran cantidad de longitud de bucle activo, tendiendo cables entre los edificios antes de poder comenzar a usar el bucle para su propósito.

Sistema exclusivo de descentralización de Panasonic con el repetidor de bucle COM

Panasonic tiene aquí una filosofía diferente, la descentralización para una flexibilidad constante y equilibrada. Cada E.C.I. EBL512  consta de 4 bucles, una fuente de alimentación totalmente adaptada y un armario diseñado para el tamaño de baterías necesario. Disponible con MMI para una flexibilidad total o sin él, si buscamos una solución más económica; combinables como queramos.

Siempre que la instalación continúe creciendo, basta con que instalemos un nuevo E.C.I. perfectamente adaptado y ubicarlo allá donde sea necesario. De este modo, siempre tendremos equipos perfectamente adaptados y podremos utilizar la alimentación del bucle de la manera más eficiente. Lo bueno de esta solución es que puede continuar de forma permanente colocando un nuevo equipo de control más cercano al lugar donde se instalarán nuevos detectores y luego simplemente conectarlo a la red redundante de equipos de control, todos pertenecientes al mismo sistema.

¿Solo necesitamos uno o dos bucles adicionales?

En estos casos la solución es todavía más sencilla, ya que podemos utilizar el exclusivo e innovador Repetidor de Bucle COM 4585 de Panasonic. Se trata de una tarjeta de expansión que se instala en una fuente de alimentación direccionable, por lo que tenemos total libertad para instalarla donde queramos en un bucle existente. Dado que la fuente de alimentación ya tiene componentes electrónicos de carga y lugar para baterías de respaldo, esta es la solución más flexible disponible del mercado y que garantiza la flexibilidad y adaptabilidad del sistema de detección a lo largo de la vida del edificio.

Contacta con nosotros para ampliar la información. ¡Estamos deseando escucharte!

 

(*) En relación a la fuente de alimentación de reserva, la UNE 23007-14 de aplicación en España nos indica los siguiente: Para hacer frente a posibles fallos de equipos o de la alimentación eléctrica de la red, la fuente de alimentación de reserva deber ser capaz de mantener el sistema en funcionamiento durante un período de 72h como mínimo, tras el cual debe quedar capacidad suficiente para alimentar la carga de alarmas durante 30min. como mínimo. Si el fallo se comunica inmediatamente, mediante supervisión local o remota del sistema y hay un contrato de reparación que establece un periodo de reparación menor de 24h la capacidad mínima de reserva puede reducirse de 72h a 30h. Este periodo puede reducirse hasta a 4h si hay disponible en todo momento en el emplazamiento personal de reparación y un generador de reserva.
 

Más información

  • El sistema EBL512 G3
  • Repetidor de Bucle COM 4585